17 de Agosto de 1808: Roliça (Segunda posición francesa)

Delaborde retiró expertamente sus tropas cerca de Roliça hacia una nueva posición defensiva antes de que las columnas británicas pudieran flanquearlo y envolverlo. La nueva posición era extremadamente fuerte y solo podía alcanzarse frontalmente a través de cuatro abruptas hondonadas.

 

 

Wellesley reposicionó rápidamente sus fuerzas para repetir su doble envolvimiento en el ataque de la tarde, pero se adelantaron a su plan cuando el teniente–coronel Lake del 29º Regimiento de Worcestershire se abrió paso prematuramente a través de uno de los barrancos centrales.
Wellesley decidió apoyar la intentona de Lake y el ejército británico avanzó al completo. Los batallones franceses avanzaron al encuentro de los británicos antes de que éstos pudiesen salir de los barrancos, pero fueron rechazados.

 

Una vez más, Delaborde retiró a sus tropas en buen orden antes de que el repliegue se convirtiese en desbandada, mientras los coraceros mantenían a raya a las avanzadillas de la infantería ligera, a la vez que la caballería portuguesa rehusaba enfrentarse a ellos. La falta de caballería por parte de los británicos impidió la persecución de los franceses, que pudieron retirarse con éxito a Montachique.

Básicamente Roliça fue una acción poco decisiva: aunque Delaborde había retrasado el avance británico, Wellesley le obligó a retirarse antes de recibir refuerzos.

 

 

“El escenario está montado. Las líneas de batalla están trazadas, y estás al mando. ¿Puedes cambiar la historia?”