19 DE JULIO 1808: BAILÉN.

Grandes regiones de España se han rebelado contra la invasión francesa. El ejército del general Dupont (formado principalmente por reclutas bisoños) parte desde Madrid para ocupar Córdoba y Sevilla y someter Andalucía, y socorrer a la escuadra francesa de Rosily que permanece asediada en Cádiz. Pronto Dupont se encuentra hostigado por las guerrillas que cortan continuamente su línea de comunicaciones.


Ya en territorio andaluz le llegan noticias de que Rosily se ha rendido y de que le espera el ejército de mas de 30.000 hombres del general Francisco de Castaños. Temiendo que sus comunicaciones puedan ser de nuevo interrumpidas Dupont se retira con lentitud, lastrado por su gran tren de suministros.



La mitad del ejército de Castaños bajo el mando de Teodoro Reding ejecuta una decisiva marcha por el flanco, que los posiciona en terreno elevado en Bailén directamente en la ruta de retirada de Dupont, sin que éste advierta su presencia hasta que es demasiado tarde.

El 19 de julio, en un día especialmente caluroso, las tropas de avanzada de Dupont (la brigada de Chabert) traban contacto con la línea defensiva de Reding. Sin efectuar un reconocimiento, Chabert envía sus 3000 infantes y coraceros directamente contra un enemigo tres veces superior y el ataque es rechazado con fuertes pérdidas. La mayoría de las tropas de Dupont marchan detrás del tren de suministros, dificultando el envío de refuerzos. Las tropas llegadas se lanzan al ataque de manera fragmentada, y son rechazadas de nuevo.


Dupont llega por fin al campo de batalla y asume el mando. Liderando a los marines de la guardia aún con inferioridad de fuerzas, el tercer ataque francés también fracasa. Para añadir sal a la herida la mayoría de la infantería suiza de Dupont, que originalmente había pertenecido al ejército español, deserta y se une a sus anteriores mandos. Sin reservas ni refugio, sin suministro de agua (la población de Bailén abasteció continuamente de agua a los españoles durante todo el día) y con el resto de las tropas de Castaños maniobrando tras las líneas francesas, Dupont termina por rendirse al general Castaños.



“El escenario está montado. Las líneas de batalla están trazadas, y estás al mando. ¿Puedes cambiar la historia?”

RESUMEN DE LAS REGLAS
ESCENARIO BAILÉN