Incómodos invitados ha sido uno de mis grandes descubrimientos de este verano, sus mecánicas y dificultad hacen que sea un indispensable en mi colección de juegos ya que pueden jugar tanto veteranos como principiantes en el (cada vez mas extendido) mundo de los juegos de mesa alternativos.

 

Pobre Sr. Walton

El Señor Walton ha aparecido muerto en su despacho y el objetivo del juego es bien sencillo, los investigadores (nosotros) deben descubrir quien ha sido de entre los 6 invitados el asesino de Walton, pero ademas decubrir el motivo por el que lo hizo y el arma que usó.

¿Como conseguiremos descubrirlo?

Previamente se creará una partida de entre las 3.600 posibilidades que reza el juego en su caja. En el manual se encuentra un buen puñados de estas misiones pero si se te acaban en algún momento, siempre te quedará la aplicación del móvil para generar partidas aleatorias.

 

Creación de partida

Las partidas se forman con una serie de cartas de entre las 243 que forman el juego. Estas cartas proporcionan pistas que se van apuntando en una hoja diseñada a la perfección para que podamos resolver el asesinato del Sr. Walton.

La secuencia de los turnos es facil, tras apuntar las 6 pistas de la mano inicial en nuestra hoja de investigación, por turnos y en sentido antihorario iremos intercambiando cartas con los demas jugadores para conseguir asi nuevas pistas, ¡PERO CUIDADO! intenta no dar pistas muy obvias ya que el objetivo real del juego es desubrir los hechos antes que los demas jugadores.

Hoja de seguimiento

El juego esta diseñado para jugar de 2 a 8 personas de mas de 12 años y que tenga un tiempo libre para jugar de entre 45 y 75 min de duración (alargado un poco mas si se tiene que explicar las reglas)

Contiene las 243 cartas, troquel del jugador inicial, 8 pantallas (una por jugador) para ocultar las hojas de seguimientos incluidas en el juego y otras fichas y marcadores, lo que no incluye son bolígrafos o lapices.  Comentad que las hojas de seguimientos son limitadas, aunque te vienen suficientes para jugar varias partidas, se acabaran agotando. La pagina web oficial del juego ofrece una copia digital para poder imprimir mas de estas hojas.

Esta es la idea general del juego, obviamente hay mas detalles sobre el desarrollo de la partida en su manual.

Aunque es cierto que con todas las personas que he tenido la oportunidad de jugar les ha gustado, no he podido evitar sacarle algunos inconvenientes. Algo en los que coincidimos todos los propietarios del juego es en la preparación, pero sobretodo en la recogida del juego tras acabar la partida, se podría recoger sin mas, pero si no ordenamos las cartas nuevamente en sus mazos correspondientes y en orden numérico, la próxima partida será mucho mas dificil montarla puesto que las cartas no están ordenadas.

La caja esta un poco mal diseñada estructuralmente ya que si se transporta el juego de canto, acabaran por mezclarse dentro de la propia caja, asi que recomiendo encarecidamente meter cada mazo (vienen en mazos de 50 en 50) en bolsas o sujetarlas con gomillas.

La ultima salvedad del juego es que si los jugadores en la mesa tienen muchas dudas y acaban por preguntarle todo al dueño del juego (que es el que se supone que mas sabe sobre el mismo) este acabará por no disfrutar tanto la experiencia, así que personalmente recomiendo a los futuros poseedores del juego que le digan a sus compañeros investigadores tras explicar bien las normas es que “usen la logica y se crean realmente un policia”.

Mi conclusión final es que a pesar de estas tres ultimas partes negativa que he nombrado, es un juego que merece la pena tener porque se disfruta muchisimo, dando mucha tensión cuando los jugadores ya saben demasiado sobre el caso y mas cuando se va aumentando la dificultad de entre las 5 (6 contando con la dificultad Inicial) que proporciona el juego y que añaden complices a los asesinos con sus propios motivos.

Agradecimientos desde aqui a Dani Villareal -quien me mostró este gran juego-