17 de Agosto de 1808: Roliça (Primera posición francesa)

Portugal también se halla bajo el dominio militar francés, con la corte portuguesa exiliada en Brasil y apenas algunos focos de resistencia militar. Inglaterra contempla con preocupación la caída de su único aliado atlántico… El levantamiento español le termina de decidir a aprovechar la ocasión para intervenir, y se envia a Portugal una fuerza de 8700 hombres bajo el mando de Sir Arthur Wellesley -el que será el futuro Duque de Wellington-. Desde allí deberá abrir un nuevo frente donde presionar a Francia, acaudillando a los 4700 soldados portugueses que combaten junto a los españoles en Andalucía.
El 30 de julio Wellesley recibe novedades: las fuerzas francesas del general Junot se estiman en 25000 efectivos, por lo que sus fuerzas serán engrosadas con otros 15000 hombres dirigidos por Hew Dalrymple, un anciano general que habrá de tomar el mando a su llegada.

Wellesley no se resigna a perder el mando de las tropas. Aún en plena travesía ordena variar el rumbo para desembarcar en la bahía de Mondego, el punto seguro más cercano al norte de Lisboa. El día 11 de agosto comienza a marchar hacia la capital acompañado de 1700 soldados portugueses bajo el mando de Trant.

El general Junot no dispone de fuerzas suficientes en la zona para hacer frente a ese número de tropas, por lo que opta por entorpecer y hostigar su avance todo lo posible hasta concentrar el numero suficiente de fuerzas. Para ello envía una división al mando del general Delaborde: 5000 infantes, 500 jinetes y 5 piezas de campo que pronto se encontrarán con el rápido avance del 95º de infantería ligera británico: hombres bien entrenados, reclutados a menudo entre los cazadores y habitantes de las zonas agrestes de Escocia e Irlanda.

Delaborde escogió su primera posición defensiva en las colinas justo al noroeste de la villa de Roliça. Wellesley avanzó en tres columnas contra los franceses, colocando a las tropas portuguesas bajo el mando del coronel Trant en el flanco derecho y la columna de Fergusson en el izquierdo para rodear los flancos enemigos, mientras la artillería y la artillería en el centro entablaban combate en el centro y mantenían al enemigo en sus posiciones.

El ataque británico comenzó a las siete de la mañana del día 17. Aunque los franceses fueron duramente asaltados durante toda la mañana en tres ataques sucesivos, las fuerzas superadas en número de Delaborde resistieron en sus posiciones de las colinas. Al comenzar la tarde, el cauteloso Delaborde pudo observar que su posición estaba siendo rebasada por los flancos y movió sus fuerzas rápidamente hacia una segunda posición defensiva que había preparado algo más al sur.

“El escenario está montado. Las líneas de batalla están trazadas, y estás al mando. ¿Puedes cambiar la historia?”

http://www.ccnapoleonics.net/Maps/Peninsular-War-1808-1814/001-rolica1-17-august-1808.html